Mariana López Pilates

Yoga

El YOGA es una antigua práctica espiritual proveniente del lejano Oriente, pero se ha convertido en una de las disciplinas de mayor popularidad en Occidente y sigue sumando adeptos día a día en todo el mundo. 

Por ello consideramos que es una actividad muy interesante para personas que buscan un estilo de ejercicio más espiritual o transcendental, entrando en comunión consigo mismos, desconectando de la materia y enlazándose con la esencia del ser.

Esta disciplina milenaria denominada “Yoga” (de origen sánscrito) básicamente significa “unión”. Esta unión se refiere a la conexión entre el alma (el individuo) y el Espíritu (Dios o el universo). El yoga no sólo es la palabra para describir este estado de unión sino, también, el medio para alcanzarlo.

Practicar esta disciplina en cualquiera de sus variantes es ideal para reducir el estrés y bajar un cambio en días de agendas abultadas. Sin embargo, una vez que uno se adentra en el universo del yoga descubre que es mucho más que una forma de entrenarse y de mantenerse en buen estado

Se trata de un estilo de vida integral que sana, cuida y fortalece el cuerpo, la mente y el espíritu mediante la realización de los asanas, la respiración y la meditación.

Existen diferentes tipos de yoga, pero en nuestro estudio trabajamos en clases de grupo con el Hatha Yoga.

Hatha Yoga: Es el más común y trabaja el cuerpo para facilitar la meditación que involucra el despertar de la energía vital (prana). Incorpora posturas para incrementar la flexibilidad y la fortaleza, ejercicios de respiración (pranayama), limpiezas y cierres energéticos (bandhas), además de posturas de manos (mudras) para dirigir y potenciar prana.

Este tipo de Yoga puede ser practicado por cualquier persona, independientemente de su edad, religión, sexo o condición física. El profesor se encargará de guiar correctamente la práctica para que el alumno pueda adaptarla a su propio cuerpo sin miedo a sufrir lesiones o perjudicarse si ya existe alguna patología.